viernes, 23 de junio de 2017

Avanzan los trabajos en el Museo del Pueblo de Riotinto

EDITADO EN DIARIODEHUELVA.ES
 
Minas de Riotinto va a añadir un nuevo recurso turístico a los que ya atesora. Lo hará cuando se haga realidad la apertura del denominado ‘Museo del Pueblo de Riotinto’, una iniciativa que lleva varios años conformándose, consistente en la construcción de maquetas de edificios y lugares riotinteños y que no para de avanzar.


La idea sobre la creación del Museo del Pueblo de Riotinto surgió en 2013 como “una inquietud, como una necesidad imperiosa por recuperar nuestro pasado, constantemente sometido a los vaivenes de la mina, donde las referencias físicas van apareciendo y desapareciendo según lo vaya necesitando el avance de la explotación minera”, según afirma José Márquez, uno de sus impulsores. El pueblo primigenio empezara a surgir a mediados del siglo XVIII y se fue trasladando poco a poco hasta el lugar que ocupa hoy, viendo sus habitantes cómo iban creciendo los nuevos núcleos urbanos mientras mermaba constantemente el pueblo original. El Riotinto actual es un diseño británico “lineal y frío, pensado tan solo para cubrir las necesidades básicas de la población, habiéndose perdido así la esencia, la arquitectura pura y hermosa de los pueblos de la sierra, del que Riotinto era uno más”, afirma Márquez.
 
El Museo del Pueblo de Riotinto quiere establecer una clara diferencia con otra institución que existe en la localidad, el Museo Minero, que gestiona la Fundación Riotinto para la Historia de la Minería, y centrado, por tanto, en la mina, en sus procesos industriales y su milenaria historia. Surge, precisamente, para complementarlo y para “rendir homenaje a los hombres y mujeres que, a mano, construyeron nuestro presente, para contar la historia social, la humana, la de estas personas, su entorno vital, sus costumbres, las cosas sencillas”.
 
Se trata de una iniciativa ciudadana voluntaria y altruista que fue presentada ante la Corporación Municipal y fue aceptada la colaboración propuesta. Desde entonces, se ha configurado un gran equipo humano para materializar lo que hasta entonces era tan solo una idea. En la actualidad este equipo está formado por diez personas, la mayoría antiguos topógrafos, delineantes y miembros de oficinas técnicas en la mina, y, por lo tanto, conocedores a fondo de la documentación necesaria para iniciar el trabajo del Museo.


Además de este conocimiento del terreno y de la realidad física de la zona, gran parte del equipo goza de reconocido prestigio en Riotinto también por su faceta artística, al ser excelentes dibujantes y creadores durante más de cuarenta años de la Cabalgata de Reyes, así como de distintos trabajos para diferentes exposiciones y momentos culturales de la localidad. Este equipo humano se complementa con geógrafos e historiadores, así como con investigadores locales y expertos en diseño y publicidad.
Pero, sin duda, la aportación documental más interesante es, según José Márquez, “la propia memoria de las muchas personas que aún viven y que conocieron, porque vivieron en él, la última etapa del pueblo desaparecido, sobre todo a partir de los años 30 del pasado siglo, y hasta casi la desaparición total del mismo”.
 
El Museo ocupará uno de los espacios más emblemáticos de Riotinto. Se trata de un imponente edificio británico de 1935, declarado BIC, donde se ubicaban las antiguas Oficinas Generales de la Rio Tinto Company Limited. El Ayuntamiento procedió a una reparación integral de la cubierta del mismo para evitar goteras y humedades, así como a la construcción de un salón multiusos donde se han desarrollado ya un buen número de exposiciones sobre los temas más diversos, así como charlas y conferencias. Este salón se integrará en el futuro en el conjunto del Museo como salón de actos y de exposiciones temporales. Dada la magnitud del edificio y la imposibilidad de acometer una reforma integral debido al coste que representaría, se está actuando por fases, estando ahora inmersos en la primera fase del Museo del Pueblo, cuyas necesarias obras de adaptación y reformas están ya a punto de concluir. La intención final es convertir todo el edificio en un gran espacio cultural, que contenga la historia de Riotinto, así como el archivo municipal y diferentes salas de estudio y de investigación.
 
También se está afrontando la tarea de recuperar mucho patrimonio perdido, como el mobiliario original del Ayuntamiento, verdaderas obras de arte en madera, o la recuperación de varias campanas de principios del siglo XX, una de ellas datada posiblemente en la segunda mitad del siglo XVIII y perteneciente a la primera ermita dedicada al patrón de Riotinto, San Roque.
Antes de estar abierto al público, el proyecto ya ha sido distinguido en 2016 con el Premio Especial a la conservación del Patrimonio, por parte del Colegio Oficial de Arquitectos de Huelva, lo cual respalda el trabajo de los vecinos y augura un futuro de éxito a esta iniciativa ciudadana cultural y patrimonial.

domingo, 18 de junio de 2017

DISFRUTA DE LAS NOCHES DE RIOTINTO CON FIELDWORK


En los últimos días los medios de comunicación se han hecho eco de dos noticias que guardan una profunda relación, en primer lugar, Sierra Morena, con sus 4000 km2, es la mayor reserva starlight del planeta, y por otra parte, Huelva es la provincia andaluza con mayor superficie calificada con cielos de muy buena calidad.
Tenemos la suerte de vivir en un lugar privilegiado, no solo por nuestro paisaje y la historia que atesora, también para la observación de las estrellas, y con un clima que invita a disfrutar de las noches al fresco, está claro… ¡Tenemos que aprovecharlo! ya tenemos definido nuestro calendario de actividades nocturnas: senderos y talleres de estrellas que nos permitirán conocer nuestra tierra de otra manera.
Desde 2013 continuamos contando lo que guarda nuestra tierra bajo el suelo, sobre él y hasta donde alcanza la vista, y como cada verano, la noche nos permite llevar nuestros talleres de estrellas a Minas de Riotinto, reviviendo las relaciones entre españoles y británicos a comienzos del siglo XX, a Zalamea la Real leyendo el mismo cielo que observaron los primeros mineros de Europa, y a Nerva, donde casi daremos un salto al futuro y conoceremos el campo de ensayo de las próximas misiones espaciales.
  • 24 de junio. Riotinto: historia y estrellas. Mr. Browning, el director de la Riotinto Company Limited que más huella dejó en nuestro pueblo, será el guía que nos permitirá revivir una época que quedó marcada a sangre.
  • 22 de julio. Dólmenes y estrellas. Pocos lugares son tan evocadores para la observación de las estrellas como los Dólmenes del Pozuelo, donde comenzó la historia de la minería metálica.
  • 22 de agosto. Viaje al espacio: del río Tinto a Marte. Miramos al cielo e imaginamos viajes interestelares… y de camino recorremos el campo de pruebas de las futuras expediciones espaciales.
Como cada año fieldworkRIOTINTO y engranajes ciencia preparan lo mejor de cada uno para crear una experiencia diferente, y el cielo de verano nos da la oportunidad de conocer nuestra historia y patrimonio desde otra perspectiva.
Para cualquier consulta puedes ponerte en contacto con nosotros a través de las siguientes vías:
  • Correo electrónico: asomate@fieldworkriotinto.com
  • whatsapp: 626.581.964
  • Teléfono: 626.581.964

La UNIA presenta en Riotinto sus Cursos de Verano sobre minería y turismo

EDITADO EN HUELVA24.COM
 
El pasado jueves se presentaron en el Ayuntamiento de Minas de Riotinto dos cursos de carácter teórico-práctico patrocinados por esta institución, con la colaboración de la Fundación Atalaya Riotinto. La proyección del futuro de la industria minera local, y la generación de productos culturales a partir del aprovechamiento de recursos no convencionales, como los establecimientos mineros no operativos, serán parte de los retos que se abordarán en los Cursos de Verano que se llevarán a cabo en el Campus de La Rábida, del 17 al 21 de julio.
En la mañana de ayer se presentaron, en el Ayuntamiento de Minas de Riotinto, dos cursos de carácter teórico-práctico que patrocina dicha institución, con la colaboración de la Fundación Atalaya Riotinto. La proyección del futuro de la industria minera local, y la generación de productos culturales a partir del aprovechamiento de recursos no convencionales, como los establecimientos mineros no operativos, serán parte de los retos que se abordarán en los Cursos de Verano que se llevarán a cabo en el Campus de La Rábida, del 17 al 21 de julio.

Pensándolo como un punto de partida para la organización de proyectos en el conjunto de la comarca a fin de potenciar las actividades más rentables para la zona, desde el Campus de La Rábida de la UNIA se buscó aprovechar la historia de mutua colaboración con el Ayuntamiento de Minas de Riotinto, y su fuerte vinculación con las empresas mineras, para dar lugar en la programación de los Cursos de Verano a estas dos propuestas académicas, una relacionada a los desafíos que implica hoy en día la sostenibilidad de la minería en tiempo, y otra al uso de la creatividad para la generación de nuevos y novedosos productos culturales.
 

Agustín Galán, vicerrector del Campus de La Rábida, manifestó que “para la UNIA estos dos cursos tienen mucha importancia, porque una de las líneas estratégicas en la que estamos trabajando es la difusión de nuestras actividades en la provincia”.
 
 
Por su parte, la alcaldesa del Ayuntamiento, Rosa Caballero, remarcó el valor de la presencia y participación de la UNIA en su tierra, porque considera que es una “enseña de calidad, conocimiento y divulgación de todo el potencial turístico, empresarial y económico que tiene la zona”, y manifestó que gracias al aporte de una entidad del prestigio de la UNIA “podremos conseguir dar a conocer qué es lo que se puede obtener de este pueblo, ponerlo en valor, y que haya otros sectores interesados en asentarse aquí en la zona”.

Tanto las dos autoridades institucionales como los directores de los cursos, que también participaron, estuvieron de acuerdo en que ambos cursos tienen mucha relación entre sí ya que, mientras uno propone desarrollar la creatividad a la hora de buscar de qué manera satisfacer la motivación cultural de los turistas, el otro apunta al turismo como una forma de ofrecerle permanencia en el tiempo a la industria minera.

Según Domingo Carvajal, director del curso Retos de la minería metálica: desde el ayer al mañana, los Cursos de Verano “son un lugar de encuentro, donde la gente está en un plano más distendido, y queremos que eso genere espacios de discusión sobre cómo solucionar los retos de la minería metálica en los próximos años”. Carvajal considera que uno de los principales retos es ser capaces de hacer ver que la minería es una actividad económica importante y relevante para la sociedad, y que no podemos vivir ella, ya que todo lo que tenemos y nos rodea involucra a la industria. “La sociedad sigue percibiendo, desgraciadamente, a la minería como una actividad sucia, negativa; todo el mundo quiere tener metales, pero nadie quiere tener la minería a su lado”, cuestionó el también profesor de la Universidad de Huelva. Pero otro de los retos que enfrentan actualmente en el sector, es conseguir que la minería se mantenga en funcionamiento el mayor tiempo posible, lo cual se consigue según el presidente de la Fundación Riotinto, Ramón Martínez Buschek, a través de “una lucha constante en la mejora de los costos de producción”.

Y es esto justamente lo que se le pretende transmitir a los alumnos del Taller de creación de productos de turismo cultural, según la directora del curso, Ángeles Plaza: “Observar lo que tienes alrededor porque siempre podrás crear algo con eso”.Este curso está planteado en forma de taller, por lo tanto, su objetivo fundamental es “ilusionar a la gente que haga el curso para que terminen planteándose la opción, tal vez como forma de vida, de emprender en el ámbito del turismo cultural”, expresó Plaza.

A partir de una mesa redonda, los expertos intercambiarán sus puntos de vista sobre el turismo cultural y las posibilidades que tiene en la provincia, y llevarán a los alumnos a realizar visitas, diseñadas por ellos, al entorno de La Rábida y Riotinto. Los profesionales analizarán y evaluarán cada propuesta, y “se utilizará la técnica del elevator speech, de la mano de un actor, para enseñarles a los alumnos a presentar en dos minutos su idea, y así aprovechar cualquier oportunidad y poder venderla”, anunció la directora del curso.

Ángeles Plaza comentó que se tomó como germen para la creación de este curso al contexto del 525 Aniversario del Encuentro entre dos Mundos. Para ella ese encuentro ha resultado siempre muy simbólico, sino que va más allá; “es el encuentro entre dos mundos como el del turismo y la minería, entre el turismo y los idiomas, el turismo y el cine, el turismo y los lugares colombinos”. La cultura es prácticamente todo, aseveró, y explicó que “el turismo cultural es todo aquel que se genera porque la motivación en el turista es la cultura”.
 

jueves, 8 de junio de 2017

Las Villas Perdidas: La frontera entre el Reino de Sevilla y el Sultanato Nazarí

El Viernes 9 de junio a las 20:00 se presenta en el Salon de Plenos del Ayuntamiento de Riotinto, el libro: Las Villas Perdidas: La frontera entre el Reino de Sevilla y el Sultanato Nazarí, del riotinteño Luis Iglesias García, doctor en Prehistoria y Arqueología por la Universidad de Sevilla.



 Con un espíritu crítico hacia la historiografía que ha dominado la producción científica sobre época medieval en Andalucía Occidental, Luis Iglesias aborda el análisis del regist...ro de la Baja Edad Media desde una nueva óptica.

Superando la descriptiva de las fortificaciones y los lugares comunes por los que transitan otros investigadores, presenta una visión más amplia que integra el análisis de los territorios, los lugares de residencia y los espacios productivos, localizando poblados y fortificaciones que hasta ahora habían sido objeto solo de elucubraciones, como Gaidovar o Zafrapardal, y presentando todo un cortejo de nuevos yacimientos, hasta ahora ignorados.

Esta obra nace con la ambición de convertirse en un trabajo de referencia para todo aquel que se acerque a la historia y arqueología de los últimos momentos de al-Andalus”.

jueves, 1 de junio de 2017

“Retos de la minería metálica: desde ayer al mañana”

EDITADO EN WWW.UNIA.ES

Dos cursos relacionados directamente con la temática minera, se dictarán en el marco de los Cursos de Verano del Campus de La Rábida de la UNIA, que tendrán lugar entre el 10 y el 28 de julio. En estos, se tratarán los retos que debe encarar la actividad minera, a pesar de ser un sector que está convirtiéndose en un importante motor de desarrollo socio-económico; su compleja relación con la sociedad local; y los desafíos y oportunidades que conlleva la gestión y reutilización de sus residuos.
 
Con 60 proyectos de investigación en curso, cuatro minas abiertas con altos estándares medioambientales y de seguridad, y una ley minera garantista, el sector minero de la provincia de Huelva posee actualmente un potencial bastante importante, gracias también a su riqueza polimetálica. Después de un período de bajas, y actualmente en una etapa de resurgimiento, las empresas del sector buscan reposicionar a la minería local como una actividad de relevancia socio-económica. 
 
Es en este contexto, se ha considerado importante contar en esta edición de los Cursos de Verano del Campus de La Rábida, con espacios de formación y actualización de la temática. Del 17 al 21 de julio, se llevará a cabo el curso Retos de la minería metálica: desde el ayer al mañana, dirigido por el ingeniero en geodesia y geología, Domingo Carvajal. En este curso se ofrecerá una visión de conjunto y desde múltiples puntos de vista sobre los retos que enfrenta el futuro de la minería metálica desde los ámbitos de la innovación tecnológica, la legislación y actividad profesional, la comunicación corporativa, el apoyo al sector desde la administración pública, la exploración y sus riesgos, la responsabilidad social corporativa, y las estrategias de desarrollo socio-económico entre otros. 
 
Este curso contará con la participación de experimentados profesionales vinculados a la actividad, provenientes de empresas, la administración pública y de la comunicación. “Uno de los grandes retos que debe encarar la minería es ser capaz de hacer ver a la sociedad la importancia de la actividad; vivimos en una sociedad que necesita de los metales, pero que no quiere tener la minería cerca”, comentó Carvajal. El curso está abierto a todo tipo de profesionales, del campo de la minería y la geología, pero también del mundo de la comunicación y sobre todo, a aquellos interesados en saber de qué se trata la minería, y qué conlleva la actividad verdaderamente. 
 
Por otro lado, del 24 y el 28 de julio, se celebrará el curso Residuos mineros: desafíos y oportunidades de valorización, dirigido por María Luisa De la Torre, ingeniera en minería y medio ambiente. Este curso pretende acercar a los alumnos a una realidad que afecta a los países industrializados; una realidad de doble cara derivada de la generación de residuos mineros como consecuencia de la necesidad de crecimiento y acercamiento hacia formas de vida cada vez más dependientes de las materias primas. 
 
Igualmente, se buscará también mostrar herramientas y técnicas que hagan compatible el desarrollo socio-económico actual con el respeto al medio ambiente y, según expresó la directora del curso, “ver la posibilidad de valorización de residuos mineros que conviertan los pasivos ambientales en activos mineros, de forma que podamos llegar en un futuro a una minería sostenible, o un paso más allá, al concepto de minería circular”. El curso va dirigido fundamentalmente a alumnos universitarios de ingenierías y de ciencias experimentales, así como a profesionales del sector público o privado especializados en la temática de minería, medio ambiente, gestión de residuos y/u ordenación del territorio.
 
Se recuerda a los interesados que se encuentra disponible la modalidad de ayudas para alojamiento y manutención, las cuales se podrán solicitar hasta el día jueves 15 de junio. Este año se eliminaron las becas matrícula, ya que se efectuó una rebaja sustancial en el precio de las mismas: de 88 a 58 euros para los cursos, y 43 para los encuentros.
 
Más información sobre cursos, plazos y matriculación en https://cursosdeverano.unia.es/.
 



viernes, 26 de mayo de 2017

Arcángel presenta ‘Tablao’ en la Corta Atalaya de la mano de Insersa y Sandvik

EDITADO EN Onda Minera RTV Nerva


El cantaor onubense Arcángel pondrá en escena ‘Tablao’ el próximo viernes, día 2 de junio, de la mano de Insersa y Sandvik en un evento único e irrepetible tomando como escenario un espacio emblemático de la provincia; la Corta Atalaya, gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Minas de Riotinto y la Fundación Atalaya Riotinto.


Según informan desde el propio Ayuntamiento de Minas de Riotinto a través de esta nota de prensa, el espectáculo recala en la provincia natal del artista después de una exitosa gira que lo ha llevado por algunos de los entornos más emblemáticos vinculados al mundo de la cultura del territorio nacional, como el Museo Picasso o el Teatro Real, entre otros. Arcángel sorprende con una propuesta intimista ideada para aforos reducidos, con el objetivo de provocar la máxima cercanía y comunicación con el público.
 El concierto, para el que no quedan localidades disponibles, tendrá carácter solidario a beneficio de la Asociación Unidos por el Alto, Cáritas Parroquial de Minas de Riotinto y la Asociación Española Contra el Cáncer.
 La Corta Atalaya, catalogada Bien de Interés Cultural, fue durante muchas décadas la explotación minera a cielo abierto más grande de toda Europa. Su impresionante elipse se extiende en su extremo más extenso hasta los 1.200 metros y sus vistas constituyen hoy día una de las estampas más representativas del legado minero de la provincia onubense.

 Arcángel lleva tiempo anunciado los misterios del flamenco, subido en ese pedestal al que sólo logran acceder los grandes mitos de este arte. Y lo hace con su quejío agudo que se clava como una flecha en el alma y en el corazón. Ha conseguido alcanzar su madurez tras una carrera llena de éxitos, discos, conciertos, premios y reconocimientos (el último, la Medalla de Andalucía 2017), que lo han situado en la apretada pléyade de los mejores cantaores flamencos del momento. Arcángel tiene claro que es un hombre de su tiempo, abierto a la investigación y a músicas de otras culturas. Pero también tiene claro, y quizá ahí resida su éxito, que su arte es una permanente búsqueda, sin encontrarlo nunca, de ese misterio antiguo que siempre está por anunciarse.
 Insersa, fundada a finales de la década de los 80 en Minas de Riotinto y dedicada inicialmente a los sondeos y perforaciones mineras, es a día de hoy una empresa puntera y diversificada, líder del mercado nacional en la prestación de servicios de prospección y operación minera.
 SandvikMining and Rock Technology es una de la áreas de negocio pertenecientes al Grupo Sandvik, siendo líder mundial en suministro de equipos, herramientas, servicio y soluciones técnicas para las industrias de la minería y la construcción. Las áreas de aplicación incluyen la excavación mecánica, perforación, trituración y clasificación, carga y transporte, túneles, canteras y demolición y reciclaje. A nivel de Grupo, la compañía tiene presencia en más de 150 países con más de 43.000 empleados en todo el mundo.

jueves, 26 de enero de 2017

Un microbio de Huelva (Cuenca Minera de Riotinto) para convertir en energía residuos de maíz de Colorado

EDITADO EN EL PAIS.COM POR DANIEL MEDIAVILLA.

La capacidad humana para transformar el mundo ha tenido resultados fascinantes, pero también se ha convertido en un problema con la generación de todo tipo de residuos. En los ecosistemas naturales, con seres menos ambiciosos y con menos inventiva que las personas, parece que todos los componentes encajan en un conjunto y entre todos aprovechan los ciclos de los materiales. Lo que para unos son residuos, para otros son valiosos recursos. Con esa referencia, los biotecnólogos trabajan para acercar a los humanos a ese ejemplo de economía circular.



Un ejemplo es el trabajo de la compañía Neol Bio, con sede en Granada (España). Conscientes de las grandes cantidades de residuos que produce la actividad agrícola, en forma de paja o de frutas y hortalizas no aptas para el mercado, se lanzaron a la búsqueda de microorganismos capaces de transformar esos desechos en algo con valor. José Luis Adrio, director científico de la empresa, cuenta que el microbio elegido fue una levadura que encontraron en Riotinto (Huelva). “Es un organismo que, igual que hacemos los humanos, cuando se alimenta, acumula el material de reserva en forma de grasas”, apunta. El 60% del peso de las células de esta levadura pueden ser aceites, algo muy interesante desde el punto de vista de la industria que los puede convertir en todo tipo de productos, desde lubricantes hasta cosméticos.

El motivo para buscar el organismo en Riotinto se debe a que hay un precursor común para la síntesis de aceites y carotenos, unos antioxidantes naturales. ”Pensamos que si íbamos a un sitio con condiciones de oxidación altas como Riotinto, era probable que pudiésemos aislar organismos que produjesen carotenos y que también fuesen capaces de acumular lípidos”, explica Adrio.

La levadura es capaz de aprovechar los azúcares que se encuentran en la paja del trigo o el centeno o en hortalizas como los pepinos o los tomates que tienen algún defecto y no se pueden vender. Según estimaciones que ofrece la propia compañía, el valor de los componentes básicos de los residuos de invernadero de Almería está en torno a los 30 millones de euros anuales. Es lo que se podría obtener de aprovechar los dos millones de toneladas de residuos vegetales que genera la agricultura en esa provincia.

Una vez seleccionado el microbio adecuado para este sistema de reciclaje, los científicos de Neol lo modificaron mediante la clonación de un gen para hacer que pudiese producir alcoholes grasos por fermentación. Estos compuestos químicos son más interesantes desde el punto de vista industrial. Una muestra de las posibilidades de esa levadura es la utilización de los alcohóles grasos que genera como aditivos para plásticos con los que obtener biopoliésteres. Con ellos, se elaborarían mallas para envasar los productos hortofrutícolas, un ejemplo de economía circular.

Tras la publicación del estudio en el que explicaban las posibilidades de su levadura, en Neol recibieron la llamada del Laboratorio Nacional de Energías Renovables (NREL) del Departamento de Energía de los Estados Unidos (DOE) en Golden, Colorado. Su interés se debía a la gran cantidad de hojas y tallos de la planta de maíz que quedan como restos inutilizables de este tipo de cultivos.

Hay otras empresas que trabajan en este ámbito, así que Neol están centrando en optimizar el rendimiento y la productividad de la levadura, mejorando las cepas y las condiciones de cultivo. Dadas las grandes cantidades y el bajo precio que se necesitaría para utilizarlo como combustible, la posibilidad de utilizar este proceso para producir combustibles parece lejana. De momento, el escalado industrial podría llegar para productos que se pueden vender más caros y no requieren cantidades tan importantes como biolubricantes o incluso algunos productos con aplicación farmacéutica.




EDITADO EN ANDALUCIAINFORMACION.ES.


Aquí os dejo parte de la historia de los bisabuelos de mis amigos Pilar y Alfredo Moreno Bolaños; que es tambien parte de la historia, no ya de Riotinto, si no que tambien lo son de la de Huelva.


¡Hola!, me llamo María del Carmen Villadóniga Pérez, y soy nieta del conserje que estrenó la casa del guarda del Barrio Reina Victoria (Barrio Obrero para todos). Haré un poco de historia de aquel caballero, porque lo era, para que todos le conozcan mejor.

                      


Se llamaba José Villadóniga López, y venía de familia de pescadores, según nos comentaba a sus nietos. He visto fotografías muy antiguas de su familia coruñesa trabajando en telares de redes y rodeados de detalles marineros, siendo ese su arraigo.


Desconozco con exactitud su fecha de nacimiento, datándose, eso sí, en los comienzos del último tercio del siglo XIX, siendo motivo de comentarios por toda nuestra amplia familia.


Quizás a mi abuelo no le gustó aquella vida tan dura de la mar, y emigró a Cuba con poco más de diecisiete años. Se enroló en las milicias españolas que, en aquellos momentos, se encontraba luchando contra las revueltas cubanas, llegando a ser sargento.


Del conflicto cubano pasó automáticamente a la Guardia Civil ya en España. Era realmente atractivo mi abuelo vistiendo el traje de gala y montado a lomos de su caballo. Precisamente, en los almanaques que repartieron por los cuarteles de la guardia civil este año pasado desde la Comandancia de Huelva, descubrí a mi abuelo. La imagen está fechada en Riotinto en el año 1914, época de grandes convulsiones en mundo minero.


Visitó varios puestos y, en uno de ellos, conoció a mi abuela, Carmen Real Núñez, en la bella ciudad gaditana. Mi abuela era graciosa, pequeñita y muy rubia. Trilliza de dos hermanos, un tenor que emigró a América y otro pintor bastante bueno, destacó por su simpatía allá por donde iba.


Se casaron y tuvieron once hijos. Algunos de ellos se malograron, quedando siete hermanos solamente. Estuvieron destinados un tiempo en el Coto de Doñana, viviendo en el acuartelamiento que existía junto al Palacio Real y su cometido era la seguridad del monarca y séquito cuando descansaban allí durante la época estival.


Mi padre, que fue uno de los más jóvenes, nació precisamente en este idílico lugar, siendo apuntado y bautizado en Sanlúcar de Barrameda.


Siendo ya un poco mayor, y con hijas casaderas, se instaló en Riotinto, en la “Mina Abajo”, zona hoy desaparecida. Allí se retiró y pasó a vivir con toda su prole al “Valle”, un precioso pueblo minero unido con la mina, “Alto Mesa”. Los ingleses en aquel tiempo explotaban las minas con gran fuerza, me imagino que Bellavista, el barrio inglés por excelencia, estaría en todo su esplendor.


Los ingleses tenían en gran estima a mi abuelo, y lo hicieron guarda de las casas del “Valle”. Allí no existía la propiedad particular, sino que todo era propiedad de la compañía inglesa que explotaba la zona.


Poco después decidieron extenderse a Huelva y crearon los famosos Talleres de Riotinto, pero ello traía consigo la necesidad de tener viviendas para sus empleados. Este fue el detonante del nacimiento del Barrio Obrero a lo largo de la década de los veinte.


Todo iba muy bien, pero hacía falta un conserje, ya que la zona era de propiedad inglesa en su totalidad, y así lo atestiguaban las casas y el acordonamiento perimetral que existía, con grandes cancelas flanqueantes que te decían “No entres que no es español”, en referencia al espacio ocupado por el barrio en cuestión.


Los ingleses llamaron a mi abuelo y le ofrecieron el puesto de conserje. Aceptó inmediatamente, pues sus hijos iban creciendo y necesitando otros espacios más amplios, tanto para el estudio como de formación. Por aquellos entonces dos de mis tías mayores ya estaban casadas. Pilar se casó con un minero de Riotinto y Amalia con un guardia civil que conoció precisamente en el último destino en activo de mi abuelo.


Toda la familia se traslado a Huelva. Acondicionaron la casa del guarda, y el mismo rey Alfonso XIII le entregó las llaves del barrio a mi abuelo, según me cuentan mis familiares más longevos, en un acto que estará seguramente recogido en archivos y fuentes documentales de la época.


El barrio se llamó y se llama “Reina Victoria”. Durante algunos años su nombre estuvo cubierto, pero en la actualidad luce con todo su esplendor, esperemos que siempre sea así.


El catorce de febrero de este año, “Día de los Enamorados”, se inauguró en la querida casa del guarda un bar que lleva este mismo nombre. Está muy bonita y con un acondicionamiento realmente lindo, pero a mí me causó gran tristeza cuando la vi, pues mi mente no estaba en ese momento sino en otros pasados, donde veía a mis abuelos rodeados de niños y de los problemas propios que se vivían en aquellos tiempos.


Bueno, ya termino, no sin decir antes que tanto mis hermanos como yo nacimos en ese precioso barrio, ya que mi madre también residía allí. Su padre, o sea, mi abuelo materno, era uno de los encargados de esos talleres de Riotinto en Huelva, hoy ya en ruinas.


Desde estas letras le dedico a Valeria, la actual dueña de la casa de los abuelos, que todo le vaya muy bien, pero quiero que conozca los comienzos de todo para que la historia quede completa, una historia llena de recuerdos, pero ante todo, sentimientos.

martes, 3 de enero de 2017

La vida de Minas de Riotinto en la década de los treinta, a través de fotografías que ahora han sido donadas al Archivo Histórico Minero



EDITADO EN HUELVABUENASNOTICIAS 


La donación consiste en un álbum de gran formato que contiene 165 fotografías originales en papel, de distintas medidas en blanco y negro, aunque hay 2 fotos coloreadas y 4 postales en color.
Celebración en Bella Vista del Aniversario de la coronación de Jorge VII. 1937. En la primera fila con flor está Walter Stanley Tong.AHMFRT-Fondo Tong/132.


Recientemente en la “Victorian House”, muy cerca de su residencia en el pasado (Bella Vista nº 46), Peter Stanley Tong ha donado un álbum de fotografías históricas que serán integradas en el conjunto patrimonial de documentación en imagen que el Archivo Histórico Minero de Fundación Rio Tinto custodia para su difusión cultural y uso público.


No es la primera vez que Mr. Tong visita Rio Tinto, y no será la última, ya que Peter es uno de los ingleses nacidos en Minas de Riotinto y su añoranza recurrente le hace volver.


La historia de su familia en las minas se remonta a 1926 cuando su padre, Walter Stanley Tong nacido el 19-04-1899 en Bolton (Lancashire), llega con 27 años, contratado como topógrafo por la Rio Tinto Company Limited para trabajar en el departamento Corta Filón Sur. En 1933 fue nombrado jefe adjunto de Corta Atalaya y cuando fue clasificado como ingeniero de minas en 1935 fue nombrado jefe de Corta Atalaya. Su viaje de regreso a Inglaterra se produce el 10 de julio de 1955, cuando ya las minas son gestionadas por la Compañía Española Minas de Rio Tinto.


Llegó junto con su esposa Katherine Doris y tres años después de estar en Riotinto nace su primer hijo Michael (1-11-1929), y tres años después en el Hospital de Riotinto nace, el depositario de las fotos, Peter Stanley (23-11-1932).
Rocío Barrial y Peter Tong. 2016.


La familia Tong participó activamente en los actos sociales, culturales y deportivos de la comunidad británica de Bella Vista, como se puede comprobar en las fotografías digitales donadas. Escenas de fiestas en el English Club Rio Tinto, como las celebraciones de coronaciones de los reyes Jorge V y Jorge VI, celebraciones personales, jornadas de golf, actividades lúdicas, picnics, excursiones a Punta Umbría, al Zumajo, etc.,nos acreditan fielmente la vida social y familiar del staff británico de Riotinto.


Pero sobre todo las fotografías originales nos muestran fielmente el estado de los trabajos en distintas épocasen las cortas (Filón Sur, Atalaya y Filón Norte), instalaciones, edificios industriales y maquinaria (transportes, pozos, “scrapers”, perforadoras Cyclone, fundición, camiones Euclid, incluso el momento de la sustitución de excavadoras de vapor por eléctricas,almacenaje y clasificación en Zarandas para embarque, ferrocarril, descarrilos, trabajadores en faena (saneadores, perforadores, contineros, etc.), personal (Sánchez Mora, Julian, Drewitt, O’sullivan, Tong, etc.),pueblos, etc.


Tanto tiempo en Riotinto adquiere, además de un marchamo cultural, un bagaje sentimental que ahora Peter ha podido comprobar en su último viaje. Tras más de 70 años sin verla, pudo reencontrarse con la que fue la sirvienta de su familia en el barrio victoriano de Bella Vista allá en los años 30, doña Rocío Barrial, que a sus 88 años, cuatro mayor que él, recuerda “con añoranza todas sus experiencias con la familia británica como si el paso del tiempo no haya existido para ella”.
Malacate Pozo Guillermo. 1927. AHMFRT Fondo Tong/54.


La donación consiste en un álbum de gran formato que contiene 165 fotografías originales en papel, de distintas medidas en blanco y negro, aunque hay 2 fotos coloreadas y 4 postales en color. Algunas recortadas y formando composiciones. Las medidas varían desde muy pequeño tamaño 2,7x 4,1 cms. hasta composiciones grandes de 44×13 cms., siendola medida más usual la de 8,4 x 5,6 cms.


En cuanto a la cronología la mayoría son de los años 30, aunque hay algunas anteriores y otras posteriores coincidiendo con el periodo de estancia de la familia Tong en Rio Tinto hasta 1955.


Además también nos fueron facilitadas 647 fotografías en formato digital de menor calidad en cuanto a su resolución en bits, que incluye algunas de las fijadas en el álbum mencionado, pero sobre todo las de carácter familiar que no están incluidas como fotografías originales en el álbum.


Así pues estas imágenes de la vida personal y cotidiana en Bella Vista de esta familia, así como la visualización de los lugares del trabajo son imprescindibles para la descripción del patrimonio industrial.


La fotografía por tanto como instrumento de trabajo, se convierte en el documento más fidedigno para la captación de la realidad. Y como tal será un excelente aliado para documentar el patrimonio industrial, como testimonio tanto de los edificios e instalaciones arquitectónicas e ingenieriles,como de la vida cotidiana.




jueves, 29 de diciembre de 2016

30 DE DICIEMBRE DE 1914: COLOCACIÓN DE LA PRIMERA PIEDRA DE LA PARROQUIA DE SANTA BÁRBARA DE MINAS DE RIOTINTO

ATENCIÓN:  Este post esta realizado gracias al trabajo e investigaciones de:
Juan Manuel Gemio Del Rio.(FIELDWORK RIOTINTO)
Alfredo Moreno Bolaños.
Pedro Real Valdés.
Entre las singularidades del actual urbanismo del pueblo de Minas de Riotinto se encuentra su juventud, en contraposición a la antigüedad de su producción económica y motor vital: la minería; actividad que ha condicionado el paisaje, la historia, el urbanismo y la sociedad de la población.
El pulso de la historia contemporánea de Minas de Riotinto lo marca la llegada de la Riotinto Company Limited , empresa de capital británico que comprará las minas al Estado Español por 92.800.000 de pesetas en 1873. Las razones de la venta de este punto estratégico se encuentran en las pésimas condiciones de las arcas públicas y el retraso español con respecto a las grandes potencias del momento donde la Revolución Industrial, la Industrialización, la mentalidad inversora y la dualidad propietarioproletariado constituían el eje económico, político y social. En gran parte de España, entre los que se encontraba Andalucía, este sistema de relaciones aún no había sustituido al anterior dominado por la economía agraria, el dominio del terrateniente, la ausencia de inversión, el predominio de las rentas y una pirámide social estática .


La RTCL sabrá jugar con los dos tiempos, construyendo una sociedad que liderará y jerarquizará a través de las inversiones, las innovaciones tecnológicas (con el ferrocarril como referencia), la mano de obra industrial y manual, las duras condiciones de vida, el caciquismo más clásico y la construcción de nuevos poblados que albergarán a los numerosos trabajadores llegados por la numerosa oferta de empleo. Este último punto dará la oportunidad para establecer una simbiosis entre empresa y pueblo, que imposibilitará diferenciar entre Director General y representante político o trabajadores y ciudadanos, generando una clasista jerarquía social nacida de la jerarquía laboral de la RTCL.

Entre los nuevos núcleos de población se encuentran “Atalaya”, “Naya”, “La Aldea Río Tinto Estación” (popularmente conocida como la “Estación de Enmedio”), o “La Dehesa”, que venían a aumentar los servicios que ofrecía “Río-Tinto (también conocido como “La Mina”, “Río Tinto Pueblo”), núcleo poblacional original que existía junto a Filón Sur en 1873 y que hoy se encuentra sepultado bajo un vacie minero . Esa localización junto a Filón Sur provocó que ya en la primera década del siglo XX la población de Río-Tinto se asentara en las barriadas de Bellavista (iniciada en 1883),“El Alto de la Mesa” (1878) y “El Valle” (1881), núcleos a partir de los cuales surgirá el actual pueblo de Minas de Riotinto. Con el tiempo, además de las viviendas obreras en “El Valle” se irán estableciendo los edificios más significativos como el hospital, el mercado, el ayuntamiento o la iglesia. En “El Valle” inicial, como refleja González Vílchez: “las calles, todas paralelas entre sí, en tres grandes bloques separados por dos únicas calles transversales no son especialmente monótonas, aliviada esta sensación por la topografía, -tejados en hilera superándose ligeramente unos a otros y gradas que acceden a acerados en alto sobre la calzada, defendidos por una pequeña tapia redondeada y –blanca- y por el colorido de los recercados de huecos ”. Su urbanismo recuerda fácilmente a la estructura de una regimiento militar, formando parte importante de la estructura social dibujada por la RTCL que situaría el barrio de Bellavista, lugar de residencia de los directivos, en la cúspide y el resto de barriadas en escalafones inferiores. En cada edificio, cada vivienda, cada actividad, cada situación cotidiana del día a día era obligatorio mostrar quién tenía más poder.

Este urbanismo primigenio de “El Valle” finalizará en 1917 con la inauguración definitiva de la iglesia. Los trabajos de Alan Brace de 1928 a 1936 y Aburre y Díaz del Río en 1957 dejarán su establecimiento definitivo. Con la construcción de estos nuevos núcleos, la RTCL tiene la oportunidad de tener “el control absoluto sobre todos los ámbitos de la vida comarcal: vivienda, infraestructuras, comunicaciones, servicios, e incluso sobre la propia sociedad en cuanto a los principales cauces y modos de expresión de la sociablidad y de la acción sociopolítica, así como en cuanto a los liderazgos y grupos de prestigio y poder ”.

 La construcción de la parroquia de Santa Bárbara no estará alejada de estos intereses empresariales. La religión y sus actos serán un ejemplo más del paternalismo - caciquismo practicado por La Compañía británica en sus 81 años de permanencia. Iniciada su construcción el 30 de diciembre de 1914 con la colocación de la primera piedra e inaugurada en 1917, de estilo ecléctico, consta de tres naves, de mampostería, con pilastras y ventanales de medio punto recercados de ladrillo, cubierta a dos aguas con la nave central más levantada que las laterales y espadaña con dos campanas, tres en su origen, ornamentada geométricamente en ladrillo limpio. En su interior se encuentran obras de León Ortega y Jesús de Castillo Lastrucci . Al acto de bendición y colocación de su primera piedra asistió Walter Browning , Director General que dominó el territorio con mano de hierro.


La copia del acta original, cedido por Pedro Real Valdés, indica:
 “En la villa de Minas de Riotinto, provincia de Huelva y Archidiócesis de Sevilla, a los treinta días del mes de Diciembre y hora de las once del año mil novecientos catorce, reinando en España el Señor Don Alfonso XIII, y siendo Arzobispo de Sevilla el Emmº. Señor Cardenal Don Enrique Almaraz y Santos, el Presbítero Don Antonio Delgado López, Rector y Cura propio de esta Iglesia Parroquial, previamente autorizado por el antedicho Reverendísimo Prelado Diocesano y asistido por los Presbíteros Don Cayetano Márquez Benjumea, Cura propio de la vecina Iglesia de El Campillo, Don Juan Marín Quintero, Capellán de este Hospital y Don José Hernández Gómez, residente en la villa de Nerva, procedió (después de celebrarse solemne Misa cantada, con plática alusiva al acto) según la forma prescrita en el Ritual Romano, a la bendición y colocación de la piedra de este nuevo Templo Parroquial con el antiguo nombre de la Patrona Santa Bárbara, construido a expensas y por cuenta de la “Compañía de Río Tinto Limitada”, con arreglo a los planos aprobados del Señor Arquitecto Diocesano Don Mariano González Rojas, y en sustitución del antiguo Templo Parroquial levantado por cuenta del Estado en los años mil setecientos ochenta y nueve al mil setecientos noventa y dos, reinando en España Don Carlos IV y que ahora desaparece por hallarse enclavado en suelo de la explotación minera. Estuvieron presentes en la ceremonia religiosa y firmaron con los referidos sacerdotes esta Escritura o acta, cuyo original se remitió a la Secretaria de Cámara y Gobierno del Arzobispado, quedando una copia fiel bajo la piedra en esta cajilla metálica con varias monedas y ejemplares de periódicos católicos, los Señores que al margen se expresan.

 De todo lo cual y por ausencia del Notario Eclesiástico, Don Manuel Wert Mora, Presbítero Coadjutor, yo, Don Antonio Ramos Marín, Sochantre, como Notario habilitado a este caso, doy fé y certificado. Siguen las firmas de los Señores cuyos nombres se designan al margen. Es copia fiel y exacta de su original remitido a la Secretaria de Cámara y Gobierno de ésta Diócesis. El Notario Eclesiástico Habilitado. Antonio Ramos Marín.
Los firmantes al margen del acta son las personas más influyentes en ese momento en la Cuenca Minera:
 - Walter Browning, Director General. 
- Ricardo Sutherland Low, Jefe de la Agencia de Trabajo.
- Patricio Rowtill, 2º Jefe de Contabilidad. 
- Eustaquio Iglesias Mora, Alcalde-Presidente que echó la palada de mezcla sobre la cimentación en que fue enterrada la cajita. 
- Evaristo Morgat Villegas, Domingo Pérez Velasco, Eleuterio Márquez Wert, Rafael Bautista Jiménez, regidores del Ayuntamiento.  
- Manuel Mantero Arroyo, Secretario del Ayuntamiento. 
-Florentín Gil Mora, abogado juez municipal. 
- Diego Bando Macias, Fiscal Municipal. 
- Antonio Mojarro González, secretario del juzgado. 
- Francisco Fernández Ortega, Primer Teniente de la Guarda Civil.
 - Leandro Pérez Vizcaíno, médico 1º del hospital y titular de la Villa
. - Gregorio Serrano Máiz, médico titular.
 - Julio Chic Pérez y José Carrasco Padilla, maestros de las escuelas.
 - Miguel Ángel Díaz Carnacea, administrador de correos. 
- Carlos Muñoz Gallardo, Jefe de Construcciones. 
- Eustaquio Andrés Zabaleta Mora, 2º Jefe de Construcciones. 
- Segundo Masero Zapata, Jefe del Departamento de Guardas.
 - José María Fontela Granado, Director del Periódico Local. 




Como curiosidad, es justo recordar que en la nave central de la iglesia, cerca del altar mayor, se encuentra el enterramiento del sacerdote Antonio Muñoz Arteaga, fallecido en septiembre de 1907. Con las reformas efectuadas en los últimos años que incluyen una nueva solería, el enterramiento perfectamente identificable por la lápida de mármol de aproximadamente 1x1 metros dejó de ser visible. Las referencias aportadas por Pedro Real Valdés indican que fue una persona muy estimada en el pueblo, destacando su labor el 4 de febrero de 1888, en la masacre del “Año de los Tiros”.
 Así, según el diario “La Provincia”16, del 8 de septiembre de 1907: 


“La muerte de D. Antonio, -el bueno- como todo el mundo le llamaba, ha causado honda pena en el vecindario revelándose exteriormente este pesar en el acto del entierro, verificado el jueves último, al que asistió enorme gentío, viéndose entre el mismo a todos los empleados ingleses y españoles de la mina. La caridad del padre Antonio no tenía límites, pues habiendo podido vivir con holgura, con el sueldo que por su sagrado ministerio recibía de la Compañía de Río Tinto, como capellán del Hospital minero, vivía en la mayor pobreza, repartiendo entre los necesitados todo el dinero que llegaba a sus manos destacando también la noticia que durante las dos epidemias que sufrió Río Tinto en los últimos veinticinco años, se vio acudir en persona a las casas de los enfermos menesterosos, prodigándoles todo género de auxilios, materiales y espirituales y hasta transportó a los muertos al Campo Santo, en sus propios hombros”.  

El 22 de noviembre de 1917 refleja: 
“Escriben desde Río Tinto que a las 10 de la mañana tuvo lugar el traslado de los restos del que fuera cura párroco de la de Santa Bárbara de esta villa, D. Antonio Muñoz Arteaga. A esta traslación acudió numeroso gentío, siendo el féretro conducido por los sobrinos del finado Juan, Manuel y Enrique Cabello y Francisco Carmona. Los restos fueron conducidos desde el cementerio a la nueva Iglesia católica de El Valle, donde quedaron depositados para recibir sepultura definitiva, celebrándose una misa por el eterno descanso del alma del que fue en vida virtuosísimo sacerdote, mereciendo de sus convecinos el calificativo de -El bueno-”.
CLICK EN LA IMAGEN PARA IR A ESA NOTICIA

 Todo ello, hace de la parroquia de Santa Bárbara un ejemplo más de la arquitectura empresarial en el que con su construcción podemos encontrar tanto razones de uso social, cultural, político o religioso como del propio interés económico de la empresa británica, cuya búsqueda del máximo beneficio llevaba a la necesidad de invertir en educación, sanidad o infraestructuras que tenían en cuenta los breves momentos de esparcimiento y relajación que podía disfrutar el obrero y su familia y en el que la religión ocupaba un importante lugar, aunque menos destacado que territorios cercanos a la Cuenca Minera de Riotinto. 



D. EUSTAQUIO IGLESIAS MORA: